DONACIONES Y HERENCIAS – Ley N° 16.271

Se define con mayor precisión el hecho gravado en las donaciones, que será aplicable en el caso que el donatario sea un residente chileno o bien los bienes se encuentren registrados o situados en Chile. En este sentido, la norma propuesta señala que la donación puede ser gravada en Chile incluso si es celebrada en el extranjero.

No obstante lo anterior, no estarán gravadas las donaciones otorgadas en Chile, a instituciones sin domicilio ni residencia en el país, en tanto no se encuentren relacionadas con el donante. Sin perjuicio de esto, la modificación propuesta al artículo 17 N° 5 de la Ley de Impuesto a la Renta, importará considerar como un incremento de patrimonio tributable a estas donaciones, en tanto los activos donados sean de fuente chilena.

El proyecto establece además que se consideraran donaciones para los efectos de la ley, todos los actos o contratos celebrados en el extranjero que cumplan con lo dispuesto en el artículo 1.386 del Código Civil.

Se reconoce la posibilidad de personas naturales de efectuar donaciones exentas de impuesto a las donaciones respecto de fondos ya tributados (con un límite anual máximo de 500 UTM y del 20% de su renta neta global). En caso que estas donaciones se efectúen a los legitimarios en uno o varios ejercicios comerciales, todas las donaciones se acumularán hasta por un lapso de 10 años comerciales, para cuyo efecto el legitimario deberá informar las donaciones.

Para acceder a esta exención, las donaciones deberán ser informadas por los donatarios, por medios electrónicos, en la forma que determine el Servicio mediante resolución dentro de los dos meses siguiente al 31 de diciembre de cada año.

Se propone afectar con impuesto a la herencia, solo una vez, los bienes de propiedad de un cónyuge, cuando el cónyuge sobreviviente fallece y por tanto transmite dichos bienes a los legitimarios comunes a ambos.

Se propone una rebaja del 30% a las donaciones o herencias que se otorguen a personas inscritas en el registro nacional de discapacidad, con un tope anual de 800 UF.

Se incluye la posibilidad de pagar el impuesto en cuotas anuales, pagaderas en tres años, previa solicitud al SII. Dichas cuotas se reajustarán de acuerdo a la variación del IPC y devengarán un interés de 1,5% mensual.